La Formación

El Postulantado

El postulantado dura seis meses. Antes de admitir una joven al postulantado, Santa Juana, insiste en verificar la rectitud de su fe, su espíritu evangélico, su fidelidad a la Iglesia Católica. La postulante estará mucho tiempo en contacto con la comunidad para que ésta pueda conocerla. Será informada de la vida y de las diversas actividades del monasterio, a las cuales podría ser llamado más tarde.

Si persevera en su deseo, el Hábito de la Orden le será dado en señal de su entrada al Noviciado.

El Noviciado

La duración del noviciado canónico es de dos años. El noviciado debe tener como

objetivo la plenitud de la personalidad cristiana con una formación evangélica refiriéndose a Cristo y a María. Debe formar a una obediencia exterior e interior. Debe también desarrollar el espíritu de sacrificio en un clima de paz, de alegría y de caridad fraterna.

La Profesión en la Orden

La Profesión temporal será por tres años.

Durante todo el periodo de los votos temporales debe seguirse constantemente la formación espiritual y doctrinal.

Durante el año que preceda su profesión perpetua, las hermanas serán integradas cada vez más a la vida de la comunidad antes  de su compromiso definitivo en la Orden de la Virgen María.