La Paciencia

Evangelio según San Mateo II 13 - 15

Después de que los Magos se hubieron marchado, un ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: "Levántate, toma al Niño y a su madre, huye a Egipto, y estate allí hasta que yo te avise ; porque Herodes va a buscar al Niño para matarlo". El se levantá, tomá al Niño y a su madre de noche, se fue a Egipto, y estuvo allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por medio del profeta : "De Egipto llamé a mi Hijo".

Evangelio según San Lucas II 41 -52

Sus padres iban cada año a Jerusalén por la fiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce años, subieron, como era costumbre, para la fiesta ; y pasados los días, al regresar ellos, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres se dieran cuenta.

Creyendo que iba en la comitiva, anduvieron una jornada, y le buscaron entre los parientes y conocidos ; al no encontrarlo volvieron a Jerusalén en busca suya. "A los tres días lo encontraron en el Templo sentado en medio de los doctores, oyéndolos y preguntándoles. Todos los que le oían estaban admirados por su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo se quedaron maravillados, y su madre le dijo : Hijo, ¿ por qué has hecho esto ? He aquí que tu padre y yo te buscábamos angustiados ". "Les contestó : "¿ Por qué me buscábais ? ¿ No sabíais que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre ? " Y ellos no comprendieron lo que les decía.

Descendió Jesús con ellos, fue a Nazaret, y les estaba sumiso. Su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia delante de Dios y de los hombres.

 Vuelta  La Caridad